y ¿WTF es el e-Waste?

febrero 18, 2010 at 9:16 pm (e-waste, Varios) (, , )

tumblr_ktzc1qLiNi1qztxuuo1_500

 

La parte que no vemos al mudar de un equipo a otro, sin importar si son tablets, desktops, celulares, o cualquier otro gadget (incluyendo los varios electrodomésticos) es la cantidad de basura que se genera, esto sin contar con los costos ambientales de producirlos, por ejemplo: en la manufactura de una PC convencional de 24 kilogramos de peso en promedio (incluyendo un monitor CRT) se necesitan 240 kilogramos de hidrocarburos y 22 kilogramos de otros productos químicos. Si estas cifras se comparan con las de la fabricación de autos o refrigeradores, que usan entre una y dos veces su propio peso en hidrocarburos, es claro que la producción mundial de decenas de millones de computadoras al año cuenta con un muy alto costo ambiental. A estos requerimientos por equipo se deben agregar 1.5 toneladas de agua, por lo que un equipo de cómputo puede consumir el peso equivalente a un vehículo todoterreno antes de salir de fábrica.  Si tenemos en cuenta que en promedio se cambian los equipos cada 2 años y medio, se estima cada año se genera el equivalente en basura del 50% de la producción anual de equipos nuevos, teniendo así 134.5 millones de PC por obsoletas, así como 348.9 millones de otro tipo de electrónicos. En todo el continente, el desecho anual es de 583.8 millones de unidades. ¿Asustad@? pues lamento decirte que estos no son datos actuales, son datos del 2007 y que las cantidades crecen entre un 16% y 28% cada cinco años,

Los equipos de cómputo no son inocuos, pues utilizan materiales tóxicos en su proceso de manufactura, como los retardantes de flama bromados (BFR, por sus siglas en inglés) y el plástico policloruro de vinilo, mejor conocido como PVC.

Buena  parte de la basura electrónica de países como Estados Unidos se recicla en la India y China, donde se procesa para recuperar plomo, oro y otros metales de valor. Pero en el proceso, otros elementos como el cadmio o el mercurio pueden contaminar la tierra y el agua.

De acuerdo con estudios realizados por AMD, tan sólo durante 2005 los centros de datos estadounidenses consumieron cerca de 45 mil millones de kwh. Si esta cifra se lleva a un calculador de emisiones de dióxido de carbono (CO2), como el que se encuentra disponible en el sitio web de Carbon Footprint, el consumo equivalió a 19 mil 350 millones de kilogramos de CO2.

Los mexicanos, con poca conciencia del problema

Una encuesta efectuada por Ipsos Mori en nueve países en 2006 indicó que en la República Mexicana apenas 43% de mil un encuestados conocía que las PC y otros aparatos electrónicos contienen materiales dañinos para la salud humana y su entorno.

En la encuesta, hecha para Greenpeace, los entrevistados nacionales dijeron que la industria de computadoras personales tiene un menor impacto ambiental respecto de otros sectores. La investigación contó con la participación de 9 mil personas de China, la India, Tailandia, Filipinas, Polonia, Inglaterra, Brasil y México.

En México, anualmente se desechan entre 150 y 180 mil toneladas de basura electrónica, entre equipo de cómputo, televisiones, teléfonos fijos y celulares, aparatos de audio y video, sin regulación ni control, aseguraron especialistas de la UNAM.

Un equipo, en promedio, tiene una vida útil de tres a cinco años y, por ello, es importante impulsar una cultura hacía el usuario final, para que sepa qué hacer cuando termine ese lapso. La tecnología se vuelve obsoleta con rapidez, pues aún no se encuentra una curva de equilibrio, que en algún momento se estabilizará, pero ahora la innovación sigue avanzando sin control.

A nivel internacional existen iniciativas como: "Solucionar el problema de la e-basura (StEP, por sus siglas en inglés). 

Esta fue presentada la semana pasada por el Programa del Medio Ambiente de Naciones Unidas (PNUD), universidades de los cinco continentes y empresas como Dell, Microsoft, Hewlett Packard y Philips, entre muchas otras.

La situación del equipo de cómputo obsoleto todavía es alarmante en México. La mayoría de los fabricantes maneja diferentes estándares regionales. Por ejemplo:

HP tiene en Estados Unidos, Europa, China, India y Filipinas, entre otros países, programas de reciclaje de equipo de cómputo que incluso puede ser de cualquier marca, no necesariamente HP.

Pero en México sólo tiene un programa de devolución de artículos de impresión y es para "clientes de negocios selectos". Para recibir y reciclar equipos de cómputo cobran una tarifa.

IBM/Lenovo sólo tiene programas de acopio y reciclaje en la Unión Europea, China y otros países, pero no en México.

En cambio, Dell ofrece en México reciclado gratuito de todos los productos de su marca. Para participar en este programa basta llenar una forma en el portal de reciclaje de su sitio web  y ellos se encargarán de recoger el equipo. No cobran nada aunque sí hay cargos en caso de cancelar la fecha programada para el acopio.

En cuanto a los celulares Motorola tiene acopio y disposición final de cualquier marca de celulares y baterías. Motorola en México ha señalado a Greenpeace que buscará pasar de la disposición final al reciclaje. Movistar no cuenta con programas de acopio y reciclaje permanente en México, sólo desarrolla esporádicamente campañas de acopio. Nokia y otras empresas han formado parte de esta iniciativa, así como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) instalando contenedores en sus oficinas para este fin.

Pioneros del reciclaje electrónico

En este sentido, China podría ser el pionero, país que desde principios de los 90 desarrolló sistemas logísticos y de cooperación entre su industria de electrónicos y partes eléctricas, con plantas de reciclaje, para crear cultura de reciclaje electrónica entre usuarios y fabricantes.

Actualmente se estima que China logra reciclar por año 80 millones de unidades electrónicas, que después se convierten en sistemas de aire acondicionado, refrigeradores y partes de televisores.

Otro gran aporte de la industria electrónica de reciclaje china es que han logrado detectar cómo infinidad de esfuerzos de reciclaje resultan más contaminantes que el desecho de las partes tratadas, lo que les está obligando a crear cada vez mejores procesos.

Asimismo, las ciudades de Quingdao, Hangzhou, Tianjin y Pekín ya son consideradas como las bases de esta actividad, en donde muchas empresas internacionales, sobre todo de origen estadounidense, se están asentando para especializarse en el reciclaje de partes.

 

Centro de Reciclaje DELL

Lista de Centros de Recolección de Celulares Motorola(aceptan de cualquier marca)

Anuncios

Permalink Dejar un comentario